Uncategorized

8 de marzo el día que unidas fuimos históricas

No me cansaré, no nos cansaremos

La marcha del 8M 2020 demostró la fuerza y unión entre las mujeres de México que juntas protestamos contra las diferentes formas de violencia que sufrimos las mujeres, violencia que ya no estamos dispuestas a tolerar. En nuestro camino, encontramos mujeres que expresaban emociones diversas, nuestro corazón latía con fuerza, gritamos hasta que se nos terminaba el aliento y lloramos al recordar aquellas a las que le arrebataron la oportunidad de vivir esos momentos y que ya no están con nosotros.

Libres y fuertes unas gritábamos consignas, otras, libres y fuertes se expresaban con furia y rompían puertas, pero sin dañar a nadie que formaba parte del contingente. De diferentes formas, todas expresamos el reclamo de justicia, hastío del acoso sexual y la violencia que vivimos en el transporte público, en nuestros trabajos y en casa.

El 8M me dejó la satisfacción de saber que sí podemos unirnos y la esperanza de que modificaremos y terminaremos con este sistema que normaliza la violencia hacia las mujeres, pero sobre todo ha dejado en mí el compromiso de seguir trabajando y no bajar la guardia nunca en ningún momento porque la violencia nunca se detiene, cómo lo han demostrado las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) que señala que en el primer bimestre del año fueron asesinadas 630 mujeres en México.

Por ello, en esta contingencia sanitaria, en la que hemos tenido que tomar medidas para prevenir el contagio del COVID-19, como el quedarnos en casa, todo como un pacto solidario que limité el contagio para cuidar de nuestra salud y la de nuestra familia; con esto ha aumentado la convivencia familiar, sin embargo, en muchos casos, las mujeres están en constante contacto con agresores en el espacio doméstico y su vida corre peligro.

En toda crisis, encontramos a cierto grupo que por sus condiciones económicas y sociales son especialmente vulnerables, como las mujeres que están siendo víctimas de violencia familiar y que en estos momentos por falta de dinero o trabajo su situación se agrava.

Para todas ellas seguimos trabajando en el módulo de atención ciudadana “Ale Rojo”, en nuestras redes sociales y números de contacto estamos para brindarte la ayuda necesaria.

No toleremos la violencia, seguimos juntas y sororas.

Recuerda que no estás sola #NoEsUnaSomosTodas
#QuedateEnCasa

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply