Experiencias

Día de los Enamorados

La verdad es que en un principio, este post iba a ser algo “grinch” y me iba a quejar de la mercadotecnia, el consumismo y de lo poco que me gusta que pongan un día “especial” para celebrar el amor, cuando este debería celebrarse y recordarse todos los días.

Al llegar la noche y ponerme a pensar en mi día, la neta es que estuvo increíble. Cerré negocios, estuve rodeada de buena vibra, proyectos increíbles para la fundación (MUI México), comí con mi chiquita Martinah, hice ejercicio y ayer en la madrugada fui sorprendida con el arreglo más bonito de flores que he visto en toda mi vida. Me puse a pensar ahorita ¿qué tenía de malo mi día? y en lugar de quejarme agradecí de corazón por hoy; un día que celebramos el amor y que fue muy bonito que gente cercana me recordara su cariño, agradecí sentirme amada por mi esposo, acompañada por mi familia y mis amigos. A veces necesitamos estas muestras de amor y apapacho y ni siquiera nos damos cuenta hasta que sentimos un alivio y una sensación de felicidad al tenerlas.

El amor hay que celebrarlo día con día, estamos en un momento como seres humanos y sobre todo como ciudadanos en este país, en donde tenemos que dejar de lado las quejas, la violencia, el odio, el coraje y unirnos y celebrar el amor, querer más, ayudarnos mucho y hoy 14 de febrero, fue el pretexto perfecto para recordárnoslo.

Decirle te amo a quien sientas, agradecer la amistad de tu gente cercana que siempre ha estado a tu lado, extrañar y querer a alguien que se fue pero que te hizo mucho bien, querer a tu prójimo y ayudarlo, estar feliz cuando ves a los demás bien y contentos, todo gira en base al amor y hoy fue bueno reafirmarlo. Así cierro con broche de oro mi día, sonriendo porque por primera vez tuve un gran día de San Valentín, lo disfruté mucho y espero que ustedes también. 

 

El amor y la buena vibra se contagian todos los días.


❤️a.

 

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply