Política

El robo o secuestro de mascotas, un problema que solucionar en la Ciudad.

El robo y secuestro de nuestros animales de compañía ha aumentado en la Ciudad y el país, si tememos por la pérdida de objetos materiales, cuando se trata de perder a un integrante de nuestro núcleo familiar por causa de la delincuencia, la indignación, dolor y frustración se multiplica, porque ellos no pueden defenderse, no tienen voz para gritar y pedir auxilio.

Hace poco supimos de Emilio, perrito bulldog inglés que robaron a unos pasos del negocio de su dueño, este hecho lamentablemente es uno de muchos que suceden a diario en la capital, la buena noticia es que Emilio ya esta en casa.

Rescatan a Emilio, el perro bulldog secuestrado en la Doctores

Según datos de la Fiscalía de la Ciudad de México las carpetas de investigación iniciadas en el 2012 por robo de perros aumento un 126 % en comparación al 2019, en el 2012 se contabilizaron 50 carpetas, el 2014 se abrieron 70, en el 2017 llegaron a 76 y el 2019 sumaron 113; esto sin contar las cifras de todos aquellos que no denuncian, las alcaldías donde es más frecuente el robo y/o secuestro de perros de raza son Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc Benito Juárez, Coyoacán y Gustavo A. Madero.

Estos desalmados, tienen predilección por robar a perros de razas como Pomerania, Maltés, Chihuahua, Schnauzer, Rottweiler, Bull Terrier inglés, Labrador y Husky Siberiano, según el modo de operar reportado, después de sustraer al perro exigen la cantidad dinero de acuerdo al costo del ejemplar, sin considerar el dolor y la angustia que dejan a su paso, ya que pocas ocasiones después del pago se realiza la entrega.

Es muy común ver en postes, unidades de multifamiliares y en redes sociales carteles suplicando ayuda para encontrar a perros sustraídos, pocos regresan a casa, sin embargo, no debemos dejar de denunciar en la Fiscalía General de Justicia capitalina los casos de robo o secuestro para impedir que aumente la cifra negra, y es muy importante no ofrecer recompensas ni negociar directamente con los secuestradores.

Esto no puede seguir sucediendo, ni mucho menos quedando impune, estos actos son organizados por personas que lo han considerado como negocio, por ello, hace unos meses, presenté con el diputado Diego Garrido, una Iniciativa para establecer en el Código Penal de la Ciudad de México, penas de cuatro a seis años de prisión y de cuatrocientos a seiscientos días multa para quienes sustraiga a un animal del su legítimo dueño o cuidador, con el propósito de obtener rescate algún beneficio.

El secuestro de perros en la ciudad debe atacarse.

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply