Bebé,Embarazo,Maternidad,Posparto

Hablando De La Lactancia

Quiero compartirles mi experiencia con la lactancia materna.

Después de haberle dado pecho a Martinah durante cinco LARGOS meses, los cuales sufrí cada toma, yo lloraba, sangraba, me lastimaba y era verdaderamente un CAOS. Siempre me he considerado una mujer muy aguerrida y que no se da fácilmente por vencida; a veces me resulta, otras me es muy difícil soltar algo que en realidad, me está haciendo daño. Esto me pasó a mi dando leche materna exclusiva, sufrí,  me estresé, la pasé mal, engordé, me lastimé…

Luché hasta el final por darle a mi niña, lo que yo creía en ese momento que era lo mejor. Tomé asesorías probablemente no con las indicadas, o tal vez sí y de plano no era lo mío, no lo sé y sinceramente no me lamento para nada.

Para mi la lactancia materna, no resultó esa GRAN experiencia amorosa en donde conectas y sientes increíble, donde no hay nada más cómodo que dar pecho. Se ve muy fácil y sin embargo me atrevería a decir que es más difícil inclusive que el mismo embarazo. Por más que uno quiera hacerlo, hay veces que las cosas no salen como lo planeas, que tienes que saber identificar lo que te hace mal y dejarlo ir, no solo en este, sino en cualquier otro tema en la vida.

En repetidas ocasiones menciono en este blog que ninguna mamá es mejor que otra, que todas las mamás somos perfectas porque damos lo mejor de nosotras, lo mismo aplica con la lactancia, no creo para nada, que dar pecho o no, te haga ser mejor o peor mamá, lo único que hacen estos prejuicios es hacerte sentir culpable y no hay peor cosa que eso, sentir culpa cuando la verdad es que todas damos lo mejor que podemos, todas hacemos nuestro mayor esfuerzo y eso es suficiente para ser la mejor.

Definitivamente, con un siguiente hijo lo volvería a intentar, mas y mejor asesorada, tal vez con más paciencia, igual la próxima vez me va mejor o chance vuelvo a sufrir, no lo sé. Lo que si sé es que volveré a dar lo mejor de mi, sin llevarme al límite, sin sufrir, porque cuando una mamá esta feliz, esto le trasmite a sus hijos y por lo tanto ellos estarán bien, en paz y contentos.

Martinah es una niña increíblemente sana, he conocido niños con leche materna exclusiva hasta el año o el par de años y son niños enfermizos, también he conocido niños de fórmula y toda la vida han sido super sanos, no pienso que sea una regla y tampoco creo que debamos juzgar, todas hacemos lo mejor que podemos y eso nos hace ser MAMÁS PERFECTAS.

Cuéntenme su experiencia con la lactancia, seguro me servirán sus consejos y tips.

Mil besos

A.

 

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply