Experiencias

La política y yo…

Pensando sobre qué escribir hoy, se me vino a la cabeza la política. Muchos me preguntan, qué hacía ahí metida, me insinúan que no era un espacio para mi y que nunca debí haber estado involucrada con “esa gente” como muchos les llaman ofensivamente. Siempre era tema con mis amigos y familia y lo sigue siendo a la fecha, sorprendidos con el hecho de haber estado yo ahí, por más de siete años.

En el 2009 llegué por azares del destino al gobierno, a esto llamado ‘política’, primero conociéndola, yo seguía estudiando en aquel entonces y no conocía a nadie, no sabía a lo que me estaba metiendo, la mera verdad, no tenia ni idea. Nunca me quise dedicar a la política y cuando llegué ahí, me fue gustando, me tocó vivir el gobierno, campañas para diferentes puestos públicos, me tocó apasionarme y lo más importante, entender el por qué la vida me puso esa oportunidad, encontré mi misión de vida y entendí lo que me llena y me hace plenamente feliz: dar.

Me encanta ayudar, no en el sentido material únicamente, sino dar mi tiempo, compartir experiencias, pasar momentos con niños, con gente que muchas veces, más que cosas materiales, necesitan una sonrisa, un abrazo o simplemente compañía.

Durante todo este tiempo aprendí mucho, viví innumerables experiencias, conocí personas de todo tipo, malas, buenas, gente que se decía mi amiga que acabó traicionándome, personas que yo creía que me cuidaban y acabaron por ser ellos quienes me lastimaron y ofendieron, gente buena que me enseñó mucho, lo más importante el valor de una verdadera amistad, aprendí a trabajar bajo presión, a trabajar noche y día y dejarlo todo por un objetivo. Amigos que valoro y admiro hasta el día de hoy, otros muchos que me sorprende que sean ellos, quien estén a cargo de este hermoso país. Personas realmente admirables y que hacen lo mejor todos los días, por sacar a este país adelante, créanme que son vari@s a los que deberíamos respetar más y saber que dejan el alma entera en su trabajo diario y su amor por México.

¿Qué hacía ahí? Creo que es una pregunta con mil respuestas, pero la más importante es que yo daba el corazón por la gente que ayudábamos, yo sí me la creí, yo pensaba en dar todo y lo dí. Hacer de este un mejor país, ayudar y caminar de la mano de muchos otros que pensaban como yo y que moriamos en el intento de ayudar, de compartir con el prójimo, de ser mejores personas y buscar la mejor versión de nosotros mismos, para así lograr cambiar nuestro país.

Tristemente much@s son culpables de que se tenga una tan mala imagen de las personas que gobiernan, sí hay gente lacra, personas que sienten que el poder lo es todo y que no respetan ni a su mismo equipo, ni a la gente que trabaja con ellos. No hay que subestimar a las personas porque la vida es una rueda de la fortuna.

Pensé que era el medio para mi e insistí en seguir ahí dentro, hoy me doy cuenta que no hace falta ser parte de esta burbuja política para ayudar, para entregarte y dar todo lo que puedas, a quien puedas, en el momento que puedas. No hace falta estar ahí, porque cuando quieres, las cosas acaban saliendo de la mejor manera y más cuando el objetivo final es el bien común.


Le agradezco a toda la gente que pasó por mi camino, a los buenos y a los no tanto, todos me enseñaron mucho, cada uno de ustedes me hizo mejor persona y por eso siempre estaré agradecida. A los que hoy están al frente de México, no se les olvide por qué están ahí y para que, todos los necesitamos.

a.

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply