Política

México necesita reflexionar sobre la importancia de integrar la salud mental y la educación socioemocional en los planes de estudio

Hoy presenté un punto de acuerdo en donde pido garantizar que en las escuelas niños, niñas y adolescentes cuenten con psicólogos a fin de detectar y prevenir conflictos que puedan atentar contra la integridad física, emocional, intelectual y psicológica de los estudiantes.

Derivado del lamentable suceso ocurrido en pasado 10 de Enero en Torreón al Gobernador de Coahuila Miguel Riquelme creyó pertinente culpar a los videojuegos de esta terrible tragedia. Ante esto el académico de la UNAM, Erik Salazar Flores desmintió esta acusación y asegura que existen múltiples factores involucrados; también añadió que culpar a un videojuego de un tiroteo es una salida fácil.

Sobre todo cuando lo que se plantea es el interés superior de las niñas, niños y adolescentes y evitar que sucedan más muertes innecesarias.

Y en efecto la realidad es que como sociedad no debemos centrarnos en explicaciones individuales y mucho menos naturalizar la violencia que estamos viviendo justificando esto por un videojuego, es importante observar la crianza ausente del menor y esto me lleva a reflexionar.

¿Entonces nuestra víctima principal quién fue?
¿Dónde estaban los padres o tutores del menor?

Es claro y evidente que el personal docente no tiene la preparación para identificar conductas agresivas o antisociales y mucho menos atenderlas.

¿Cómo prevenimos o reducimos la violencia?

Es hora de ocuparnos de promover la salud emocional y reducir la violencia y porque no erradicarla desde temprana edad la salud emocional y psicoemocional son un tema prioritario para el adecuado desarrollo de niños y niñas y en su formación es fundamental para promover una cultura de la paz y la no violencia,

Es fundamental contar con profesionales de la salud mental (psicólogo educativo)

Me preocupa como madre, como mujer, como integrante del Gobierno prevenir esto, se debe atender y proteger a nuestros niños y niñas porque no existe mejor momento para prevenir y erradicar la violencia que la infancia, no podemos esperar para actuar, ya que la escuela es el lugar donde confiamos a nuestras hijas e hijos con la esperanza de que desarrollen al máximo sus capacidades y habilidades, debemos garantizar un lugar donde deben estar seguros, por lo que tienen que contar con una adecuada infraestructura, maestros capacitados y personal de apoyo
dotemos a las instituciones educativas de personal de apoyo especializado y al mismo tiempo solicitar estudios, investigaciones, informes y diagnósticos que permitan conocer las causas y la incidencia de la violencia, así como las medidas para atender dicha problemática.

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply