Uncategorized

¡Mi primer informe de actividades legislativas!

Hoy seré políticamente incorrecta, bueno en realidad siempre lo soy.

Primero que nada muchísimas gracias, a mi familia que siempre me apoya en todo momento y que gracias a ellos soy quien soy. A las personas con las que comparto hace un año esta gran responsabilidad sobre lo que significa vivir mejor, y a ustedes que me apoyan todos los días y que hoy estamos conociéndonos en persona y no a través de un teléfono, gracias por regalarme su tiempo y venir a escucharme.

Hoy me toca hablar de lo que hemos logrado juntos, por su apoyo, sus palabras de aliento, sus consejos, su conocimiento, su coraje y su empuje, sin ustedes nada de esto sería posible.

Que cantidad de trabajo y que cantidad de esfuerzo hemos tenido, el que tengan el valor de contarme sus historias y conmoverme a tal grado de no poderme quedar con los brazos cruzados, aunque muchas veces no esté en mi la solución que tanto buscan.

En mi proyecto de vida no estaba idea que iba a ser diputada y mírenme un año después, el Partido Verde abrió las puertas a gente común y corriente como nosotros, como yo,  queriendo hacer las cosas bien y con muchas ganas de ser eficiente y útil para ustedes.

Nunca sabemos que va a suceder pero hay que esforzarnos siempre al máximo.

Lo primero que tuve que aprender es como ser Diputada sin dejar de ser ciudadana, sin perder la esencia de lo que soy y no quiero dejar de ser, una mujer que antes de criticar actúa para que las cosas pasen, me gusta compartir mis experiencias y mostrarme como soy, sin filtros y sin poses. Ser una mujer REAL y jamas me ha importado si los políticos creen que es lo correcto o si lo hago mal.

Hoy puedo decir que mi falta de experiencia en la política me hizo libre, libre de proponer todo lo que quiera, libre de escuchar las propuestas y hacerlas realidad, libre para hacer la diferencia.

Me di cuenta que ser Diputada no significa tener una oficina en el Congreso y que te vean hacia arriba. Ser diputada es salir a la calle, escuchar a la gente, pedir consejos a las personas que tienen experiencia, hay que meterse a fondo en los problemas, ser empático y sensible ante lo que no funciona, hay que arreglar las cosas desde la raíz y nunca dejar de servir.

En este camino he podido cumplir grandes sueños, como lograr que en la Ciudad de México se prohiban los plásticos de un solo uso, una gran noticia para el cuidado de nuestro planeta y que marcó  un precedente para que hoy se esté pensando en su prohibición a nivel nacional, con voluntad se logran las cosas.

Nos estamos ahogando en plástico, estamos matando miles y millones de especies, muchas se están extinguiendo.

(hablar más del plástico).

Estamos hablando de algo trágico y tengo desgraciadamente tengo que hablar de algo peor, de algo muy doloroso y desgarrador.

Todos los días a través de mis redes sociales recibo mensajes de mujeres víctimas de violencia de todo tipo, en todos los lugares del país. ¿Qué está pasando con nuestro país y en nuestra ciudad? Por que no podemos vivir seguras y tranquilas, porque no podemos salir a caminar de noche y que no nos maten.

En estos mensajes, me llegó la historia de Ana Helena que ahora es gran amiga mía, una mujer víctima de violencia de género, atacada vilmente con acido por personas que siguen libres, que no han tenido un castigo ejemplar. Las personas que ataquen a las mujeres en un acto de cobardía, por el simple hecho de que somos  mujeres, por un acto de posesión, merecen pagar con cárcel muchos años. Esto esta siendo una realidad en el Congreso.

Estas historias se han convertido en movimientos nacionales en los que a través de una reforma que presentamos en el Congreso de la Ciudad para detener las agresiones y castigar a los culpables, convocamos a legisladoras de todo el país a sumarse y al día de hoy más de 15 estados están en proceso para que se tipifiquen las lesiones contra la mujer en razón de género agravando la pena cuando se realicen con ácidos y substancias corrosivas.

Porque si nos pasa a una nos pasa a nos pasa a todas, tenemos que como legisladores estar preparados para atender a todas las mujeres que se acerquen a nosotros pidiendo ayuda por algún tipo de violencia, por eso desde el periodo pasado, se aprobó que se capacitara a todos y cada uno de los diputados o nuestro equipo en la materia.

Si perjudica al planeta nos perjudica a todos, este es nuestro único hogar y debemos cuidarlo y protegernos unos con otros.

Yo siempre lo he dicho y lo repito aquí hoy, en todo lo que nos beneficie a todas las personas, no deben existir colores partidistas ni intereses políticos, debemos ser una sola voz cuando se trate del bienestar de las mujeres, cuando se trate del medio ambiente. Y también debemos hacer conciencia, de nada nos sirven las leyes si cada uno de nosotros no ponemos nuestro granito de arena desde donde nos corresponda.

La unión de todos los sectores es indispensable, de nada nos sirve caminar para diferentes rumbos, es bueno señalar que algo está mal, pero debemos ser conscientes de que no todo depende de un solo sector.

Un año puede ser mucho para el esfuerzo que hemos puesto en todo lo que nos hemos propuesto y al mismo tiempo un año es poco para hacer todo lo que queremos hacer.

Pero ¡si se puede!

Si se puede ser valiente.

Si se puede ser escuchada y tomada en cuenta.

Si se pueden cambiar las cosas.

Si se puede castigar a las o los que nos causaron un mal o violaron la ley.

Y, sobre todo, si se puede tener justicia y vivir en un mundo mejor.

El objetivo no es fácil…

El poder de mejorar nuestro futuro, nuestra calle, nuestro barrio, nuestra Ciudad, en realidad lo tenemos todas y todos juntos para decir fuerte y claro lo que no nos parece y también para unirnos y hacer que las cosas se vuelvan realidad.

Ya hemos visto como esta forma de trabajar en equipo funciona y que unidos podemos hacer magia, podemos construir un mejor lugar para vivir.

Si en un año logramos tanto, imaginense lo que nos falta, yo no me voy a cansar. Espero que ustedes tampoco-.

Muchas gracias.

 

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply