Bebé,Embarazo,Experiencias,Maternidad,Posparto

Qué le diría a alguien que va a ser MAMÁ

Muchas amigas mias y gente cercana están embarazadas y me puse a pensar ¡qué me hubiera gustado a mi que me dijeran antes?…

Primero que nada escuchar que: TODO VA SIENDO MÁS FÁCIL y es mil por ciento real, pasan los días y todo “mejora”. Mis respetos a  cada una de ustedes que son mamás o están a punto de serlo, mi más profunda admiración para TODAS.

Algo que podría ayudar un poco:

  1. Sobre la famosa lactancia, quemas 5oo calorias cada vez que das pecho y te drena completamente, te sientes más cansada y te da más hambre que todo el embarazo completo. En lo personal sufrí muchísimo, pero tengo los dos lados de la moneda, mi mejor amiga la ama y nunca le ha dolido nada. Esta es muy diferente en cada mujer, lo que sí recomiendo es asesorarte si está siendo incomoda o dolorosa, eso puede ser toda la diferencia. Mientras amamantas te da la peor sed que has sentido y todo el día puedes ir escurriendo leche por doquier :(, nada que un buen bra y protectores no arreglen. Tu bebé depende de ti al cien por ciento durante el día y la mayoría AMAN tener a sus bebés pegados a ellas. Yo en este punto mejor no hablo, sufrí mucho, no me gustó y lloraba diario, los cuatro meses que le di. Pero no puedo basar mi opinión por como me fue en la feria a mi.
  2. Cesarea o Parto, las dos tienen lo suyo. Es molesto pero nada que una buena xilocaina o medicamento no ayude. No te deja inmovilizada y puedes seguir haciendo todo con sus debidas precauciones. No puedo hablar si una es mejor que otra en el posparto, por lo que he oído, cada una tiene lo suyo, te recuperas más rápido con el parto natural. Ambas tienen sus ventajas y desventajas.
  3. La cuarentena. Una bola de cambios hormonales y de emociones, está muy cañón a todo lo que te enfrentas fisicamente y emocionalmente. Muchas veces hay que luchar contra hemorroides y estreñimiento, con el INSOMNIO, no duermes casi nada. El no dormir te pone muy irritable todo el día. Se te puede caer el pelo. Mucho cansancio todo el día, dolor en el pecho por la leche. No puedes tener sexo, no puedes hacer ejercicio, sudas mucho. El “encierro” de la cuarentena es fuerte, salir a tomar aire fresco ayuda, ir aunque sea a pintarte las uñas, caminar un poco (sin exceso) por el bosque o al aire libre (siempre con autorización de tu doctor). Salir s comprar algo, cualquier cosa que te haga despejarte por un momento.
  4. Es normal sentir tristeza, inseguridad e incertidumbre ante los cambios que se avecinan. Este bajón de ánimo es PASAJERO, tal como aparece, SE VA. Se habla de depresión posparto cuando este estado se mantiene durante mucho tiempo o se agrava con sentimientos de culpa, fobias, etc.
  5. Cuando sientes que ya no puedes más y que todo se viene abajo, milagrosamente todo empieza a mejorar y eso pasa como al mes, en la mayoría de los casos. También es valido pedir ayuda, decir “no puedo”, hablar de como te sientes y de lo que piensas. Esto de ser mamá no viene con manual y nadie tiene porque juzgarte, ni opinar. Habla, pide ayuda y no creas que es fácil, para nadie lo es y no se nace sabiendo.
  6. Encontrar tu balance, para mi, mi balance es ir al gym, hacer ejercicio, mi clase de yoga y tal vez un día a la semana salir a cenar o a algún bar. Mi balance definitivamente también es viajar. Ya que sabemos cuál es  nuestro balance, luchar para tenerlo, buscar alguien que nos cuide a nuestro bebé por un par de horas o un día, buscar una guardería, o tal vez organizarte para llevártelo(a) cuando se pueda. Yo me llevo a Martinah de viaje, se que la dinámica cambia un poco y nada es como antes, de hecho nunca lo será, pero me encanta poder compartir con ella lo que me gusta.  Organizarte para hacer todo eso que te da felicidad, encontrar el tiempo para hacerlo porque si tu estás feliz, tu bebé y tu familia están felices.
  7. Luchar por tu matrimonio o relación. Todo va a cambiar y sí hay que echarle MUCHAS ganas. Darle atención también a tu pareja, no solo a tu bebé. Salir con el a cenar o a echar fiesta, cuando estés lista. A veces hay que forzarla un poco y ya que estás ahí, la pasas bien y te sirve de distracción, luego sale natural. Hablar de lo que sientes y piensas, decir si necesitas cariño o atención o tal vez pedirle ayuda. Encontrar una nueva actividad juntos como familia, donde el también esté presente y se sienta parte de. Tener cada uno su espacio es vital para las dos partes, agradecer y decir cuanto lo(la) quieres, muchas veces se nos olvida y es básico para que una relación se fortalezca. No olvidarnos de encontrar momentos para platicar, de lo que sea, solo tu y el (ella). Lo MÁS IMPORTANTE, no te asustes los primeros seis meses del posparto, neta son un infierno, sientes que ya valió todo tu matrimonio y que estás con la peor persona, al menos para mi lo fue. Las hormonas en desbalance total, emociones y sentimientos muy distintos y extremos, hay mucho cansancio y eso te pone mal. Este no es un buen momento para analizar tu relación con un microscopio, más bien darse su espacio, respirar y pensar que tarde o temprano las personas que solían ser van a regresar a su ser y hay más tiempo que vida para hacer y deshacer como antes.
  8. Y por último, confía en tu instinto de mamá, lo que le funciona a la de a lado no precisamente te funciona a ti. Confía. Has lo que a ti te funcione, lo que te haga sentir bien, lo que creas que es correcto, sin importar nada, ni nadie más.

 

Tengo otras entradas donde hablo mas especifico de temas después de haber tenido a tu bebé. léanlos, seguro algo les servirá.

Qué más le agregarían a los tips para nuevas mamás?

Lindo fin de semana 🙂

a.

 

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply
    Alejandra Lino Robles
    20 agosto, 2016 at 12:00 pm

    Excelente post, para mí un poco melancólico. Te comparto Ale un poquito de lo mío, soy una chava de 35 años, en los cuáles 10 años busque ser mamá y no se me dio la dicha, daría mi vida por haber sentido esos dolores, qué seguramente para mí, habrían sido los más increíbles, pero bueno, ya equis jajaja que tal yo yéndome como hilo de media jeje reiteró tus post son geniales. Dios bendiga tu hermosa familia y a baby Martinah que es un angelito, literal, está hermosisima. Saludos y todos mis afectos. Beso

  • Reply
    Karla
    20 agosto, 2016 at 12:02 pm

    Wow, mientras te voy leyendo, voy recordando toda esa etapa, es muy difícil asimilar el cambio tan drástico por el que pasamos, increíble que puedas compartirlo con las futuras mamás, sobretodo para que sepan que es temporal, es parte de la etapa y todo pasa, lo importante es seguir luchando y disfrutar esos momentos sean buenos o malos…

  • Reply
    Erika
    20 agosto, 2016 at 9:01 pm

    Woow! Como una ocasión me atreví a decirte por instagram lo mucho que me inspiras, ahora te lo vuelvo a repetir… te cuento que tengo 27 años, casada hace un año, muero de ganas por ser mamá pero sabes, a la vez me da mucho miedo saber si seré buena madre o haré bien las cosas con mi bebé.
    Miles de experiencias que me cuentan que no se si la mía pueda ser similar.
    Gracias por compartirnos un poco de tu vida, eres un gran ser humano.
    Me inspiras a ser mejor persona!…

  • Reply
    raquel
    20 agosto, 2016 at 10:24 pm

    Hola Ale, pues yo todavia no tengo la dicha de ser mama, pero me parecen muy interesantes tus posts. Felicidades x tu blog. Diosito te bendiga a ti y a tu angelito Martinah.

  • Reply
    Dech
    21 agosto, 2016 at 7:29 pm

    Buenisimooo

  • Leave a Reply