Bebé,Embarazo,Experiencias,Maternidad,Matrimonio,Posparto

Valorando el día a día.

Y de pronto te conviertes en mamá y empiezas a valorar tantas cosas que antes dabas por hecho. Empiezas a vivir de una nueva forma completamente, ves la vida con nuevos ojos y extrañas tantas cosas simples de tu día a día.

Empezando por estar SOLA, nunca más vas a volver a estar sola contigo misma. Valoro más que nunca esos espacios de libertad absoluta, en donde no importaba nada, donde los pensamientos eran solo míos, meditar, crear, respirar profundo, acostarte y hacer lo que fuera en esos instantes de soledad, muy sanos para uno mismo.  Valoro esas comidas largas, donde disfrutabas lo que comías, porque no había nada más en qué pensar, comer y tomar todo al momento y caliente, suena tan tonto pero creo que llevo seis meses comiendo frío y rápido.


Qué me pueden decir de meterte a bañar sin tener que correr y hacerlo a prisa?. El bañarme sin correr o más bien el hacer TODO sin tener que estar apresurada, no entiendo porque no alcanza el tiempo. Valorar el silencio que jamás tendrás otra vez a tu alrededor. Llantos, gritos y ahorita la etapa del balbuceo y mucha plática, el idioma “bebé” como yo le llamo. Es hermoso escucharlos, sin embargo, era hermoso el silencio, escuchar la naturaleza o simplemente tu respiración.Valoro COMO NADA EN LA VIDA el sueño, lo rico que dormía, horas interminables de sueño profundo, podía despertar a la hora que fuera, no existía nada que me preocupara. No sé ustedes, pero ni las pocas veces que no ha dormido Martinah en casa, logro dormir profundamente. Muy cierto eso que dicen “nunca más vas a volver a dormir”.

Valoro y extraño el ser dueña de mi tiempo, hacer lo que me plazca, ir al cine, ir al salón, trabajar, tener reuniones, ir a cualquier lugar en cualquier momento, cenar sin estar cansada (obvio llevo seis meses prefiriendo mi cama y ver series), ir de compras, ir al gimnasio sin tener que organizar antes todo un desmadre para poderte ir, creo que cansa más eso que cualquier plan que tengas.

Gracias a mi hija aprendí a valorar todo de mi día a día, salir en un día soleado o nublado, divertirme con mi familia, con mis perros, agradecer por lo afortunada que soy  de estar rodeada de bendiciones, disfruto y amo la risa de Martinah, me impresiona el milagro de la vida, verla crecer, valorar eso que realmente vale la pena y no las banalidades o cosas superficiales que vienen y van y que de igual manera vivo profundamente agradecida, valoro el compartir con un ser humano tan hermoso y dar TODO lo mejor de mi por verla feliz, disfruto bailar y cantarle aunque sea malísima, reír a carcajadas con ella como si estuviéramos solas en el mundo y amo esos abrazos y besos interminables a esa persona que rompen cualquier barrera y confirman que el amor infinito si existe.



Qué extrañan o qué valoran hoy por hoy ustedes?
Bonita noche!!

a.

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

14 Comments

  • Reply
    Matilde Gómez
    13 julio, 2016 at 10:36 pm

    Tengo dos meses y medio de ser mamá, ayer le pusieron las vacunas a mi bebé y traigo la espalda contracturada, todo podría parecer de esos días malos, pero te leo y te he estado siguiendo y me heidentificado contigo. Gracia por compartir tu experiencia como mamá, y sobre todo el post de hoy, fue leerte y pensar que así me siento: Bendecida de despertar con un dolor muscular intenso y las ganas imperantes de dormir, pero verla sonreír y saber que todo tiene sentido y también que uno mira atrás esos momentos de soledad y qué bien valieron la pena!

    • Reply
      ale rojo
      14 julio, 2016 at 12:27 am

      Es que todo vale tanto la pena!!! Pero si esta fuerte no?

      Mil besos

  • Reply
    Te Ctez
    13 julio, 2016 at 10:39 pm

    Casi lloró jajajajaja. Ya nada es igual, pienso lo mismo y aunque mi hijo es el punto más alto de mi vida, he llegado a pensar que a veces si necesito un respiro. Un abrazó.

    • Reply
      ale rojo
      14 julio, 2016 at 12:27 am

      Nada es y nada será!!! Osea que q consentirnos un poco aunque sea!! Mil besos

  • Reply
    Jessica lopez
    13 julio, 2016 at 10:44 pm

    Muy de acuerdo extraño ir de compras , o ir al cine con un bebe de 3 meses imposible Y comer comida caliente Dormir 8 horas pero no me imagino mi vida sin el ❤️

    • Reply
      ale rojo
      14 julio, 2016 at 12:28 am

      Yo tampoco! Hace que todo tenga sentido!

  • Reply
    Laura Mares
    14 julio, 2016 at 12:17 am

    Extraño el poder estar acostada toda una tarde, el tener el tiempo suficiente para arreglarme, el salir a “echar novio” con mi marido…. Pero sin duda alguna mis hijos hacen que me ponga las pilas y deje de añorar y haga lo que necesite hacer. Por salud mental necesitamos nuestro espacio porque si no se va la paciencia y tolerancia, aún estoy en proceso del desapego pero es parte de. Valoro la salud, hemos vivido situaciones en familia que me reafirman que sin salud no podemos hacer nada. Cada monería de mi beba, cada logro de mi “Sandwich” y el privilegio de ver a mi primer hijo enfrentando la vida a sus frágiles 6 años. Saludos Ale

    • Reply
      ale rojo
      14 julio, 2016 at 12:29 am

      Que increíble leerte y saber o imaginar lo que me espera!

      Gracias por leerme Lau!

  • Reply
    Paola Allende A.
    14 julio, 2016 at 8:23 am

    Añoro mi “yo” de antes de tener a Isabella. Extraño cosas banales como mi cuerpo, mis días de SALON, mani y pedi, echar chal por horas con mis amigas y emperifollarme para salir a un date con mi esposo. También extraño cosas menos superficiales como mi tiempo de relajarme y meditar, mi trabajo, mi relación con mi esposo (que ojo, sigue siendo increíble pero, al menos por ahora, muy diferente a lo que teníamos antes) y creo que sobre todo, anhelo mi silencio y momentos de soledad que tanto disfrutaba.
    Sin embargo, con todo y el cansancio, a veces la frustración o los momentos de incertidumbre que he tenido desde que llegó mi hija a nuestras vidas, me siento más plena, fuerte e inderrotable que nunca! Durante nueve meses transforme mi cuerpo, mis órganos, mis células y todo mi ser para dar el milagro de la vida a la personita que más bien me vino a dar vida a mi. La amo por sobre todas las cosas y ella vale más que cualquier cosa en mi universo. Gracias Ale por hacernos reflexionar sobre ser mamás!

    • Reply
      ale rojo
      14 julio, 2016 at 8:45 am

      Que sabias palabras, gracias por compartirlas!! Me inspiraste infinitamente
      Tan cierto!!

  • Reply
    Liliana bojalil
    14 julio, 2016 at 4:52 pm

    Lloré !! Está cañón esto de ser mamá y creo que cuando eres primeriza más !! Siempre tuve tiempo para hacer toooodo lo que se me antojaba en el momento que quería … Ahora de verdad no me da tiempo de nada, todo lo hago en friega !! hay días que pienso “pero querías ser mamá no ? ” . Me ha costado muchísimo trabajo pero cuando leo lo que escribes (que por neta eres una fregona! ) o platico con otras mamás me doy cuenta que no soy la única loca que a veces se siente la peor mamá del mundo por pensar así . AMO SER MAMÁ !! No lo cambiaría ni por todo el tiempo libre que antes tenía jajaja

    • Reply
      ale rojo
      15 julio, 2016 at 9:04 am

      Ya se!!!! Te entiendo perfecto, justo lo piensas y dices soy la peor por pensarlo; pero es la realidad de las cosas, es un reto súper difícil, implica un esfuerzo enorme y un sacrificio constante!! Ánimo y mil gracias por leerme y compartir conmigo!

  • Reply
    Gabriela Albarran
    15 julio, 2016 at 1:17 am

    Todo pasa, disfruten su momento! Cuando tengan 15 años no las van a querer ni ver!!
    Es uno de las mejores épocas de la vida!!! Disfruten todo!!! Luego vuelan y se queda el nido vacío para hacer todooooo lo que tú quieras!!!
    Enjoy it!!!

    • Reply
      ale rojo
      15 julio, 2016 at 9:05 am

      Así será!! Mil gracias

    Leave a Reply