Enfocaré mis esfuerzos para combatir el perturbador crecimiento de los casos de hostigamiento sexual que se incrementó en un 290%, desde el 2017, colocando a la CDMX como la entidad con más incidencia, porque cada agresor por algo empieza y que cualquier clase de violencia en contra de una mujer, debe ser considerada como grave.